15 ene. 2013

XUSTA ENTE CABALLEROS


El mieu nun me dexa actuar. Los antiguos teníenlo fácil. Cuando había diferencies ente ellos: retábense, convocaben a los unicornios y montaben la xusta. Agora ye más difícil. Dende que llegaren los foriatos desapaecieren los unicornios. Naide nun sabe onde fueren. Dalgunos dicen que los acoyó les tierres tres de la borrina. Otros aseguren que los esaniciaren los foriatos coles sos armes. Unos pocos aproclamen qu’enxamás esistieron. Nel fondo, naide nun lo sabe.

Los más echaos p’alantre siguin organizándoles pero con caballos. Tengo de dicir qu’asina nun ye lo mesmo.

-¿Emater everta’s euq l’ey neiuq?

-¡ahcull y urdnalem allac!

Dicir esto ensin ser a volar nun suena bien. Tampoco lo ye dir a la cárcele montando enriba un vulgar caballu. Dende que llegaren los foriatos les penes por facer xustes son de les más severes. Acordies a los sos mandaos, siguir la tradición llariega ye alta traición y cuasi se paga como si hubiere una muerte.

Nun sé qué facer. Faiga la xusta o nun la faiga voi recibir castigu. Seyan los foriatos o seyan los mios collacios llariegos, voi sufrir la pena igual. Y lo que ye peor: nun voi esfacer les diferencies col mio vecín Nando. Eso ye lo peor. ¿A quién-y toca llimpiar la ramascaya nel camín vecinal esta selmana?





Remenbrái la nueva parrilla d'espublización d'esti blog:

Tolos martes espublizarase Sensaciones, Microrrellatos, Nel aula o Cuentos.

Tolos vienres y domingos faerá de les suyes el virus.

.

No hay comentarios: