18 oct. 2010

COSES DE CORDOBELLO

ARIÑÁN



Tolos años xuntábense con gran estrueldu al par del ríu pa ver la salida de la carrera de trineos. Delantre de toos poníase’l ganador del añu anterior, tres d’él diben los más vieyos y resabiaos, dexando los últimos llugares pa los más mozos. Va dellos años que salía la primera Suncia, la muyer más aventurera de tola degolada. Los sos perros yeren afamaos porque malpenes lladraben y movíense como gaceles. La bandera taba preparada. Toos despedíen a los sos familiares y amigos. Xandra llevantó la bandera. Fízolo como tenía davezu. Al baxala saldríen corriendo y entraríen na biesca de la Faya’l Saber. Xandra dexólos marchar. Una borrina enllenó tolos árboles y los trineos nalaron naquella masa llechoso. Los aplausos aselaron. La xente coló pa xintar.

Pasaos dos díes, tornaron toos pa ver llegar al campeón. De mano hebio la xarana de siempres. Toos deseyaben que’l campeón tuviere ente los de so. Les griesques y los reburdios mecíense coles rises y bromes. Pronto´l silenciu y les miraes esmolecíes enlleno la llanada. Los trineos nun salíen de la biesca. Pasaron hores. Díes tuvieron de morrer. Al mes nadie nun los asperaba. Entós, la borrina tornó. Unes lluces dexáronse ver al par de los lladríos. Según pasaben, dalgún de los que los miraben xubíase a la lluz y baxábase’l tripulante del trinéu que pasaba. Los que baxaben nun remembraben nada, falaben como si nun dieren la salida a los trineos. Los que quedaben sentíen l’allegría del que vuelve y la murnia del que cola. Pero los que partíen, esos nun dexaben un rispiu d’esperanza.

Al mes, tornó de nueves la borrina. Los vecinos nun salíen de les sos cases, tremerosos de nun tornar. Más nada. Denguna señal.

Meses y meses ensin camudar.

Pasó un añu. Un rapazu de fuera qu’arrespondía’l nome d’Ariñán reñó con tolos llariegos. Nengún dellos yeren a llevantar la vista. Ariñán salió a la borrina. Nun se-y vio más. Les lluces y los lladríos nun sonaron. Nun hebio rempuesta.

Neso d’un mes, de la biesca salió de nueves la carrera de trineos. Agora pararon. La allegría al ver de nueves a los sos familiares dexo ensin voces el pobláu. La Faya´l Saber desapaeció del llugar nun estrueldu difícil d’escaecer. Nun s’oyó nueves d’Ariñán. Nel so honor púnxose-y el nome al Conceyu. La carrera nun se celebró enxamás. Los homes que regresaron vivieron más de doscientos años. Nesi tiempu escribieron el Llibru’l Saber, onde se recueye tola sabencia de Cordobello.

No hay comentarios: