19 jun. 2010

QUEDEN NAMÁI QUE DOS DÍES

Gracies a Norberto, que tuvo la paciencia de lleer los microrrellatos y facer les veces del editor. Aconseyóme y animóme a dar esti pasu. Tamién a los otros 5 que lleeron los microrrellatos enantes de correxir: Lupe, Miguel, Cristina, Fermín y Robert. Pa ellos, les mios sinceres gracies.

LA TAPA L’AGUA



Salió de la so casa a pol pan. Paecía que diba xugando. Cada vegada que s’atopaba con una tapa del agua, la neña blincaba a la pata coxa. Cualesquier que la viere, diría que yeren coses de neñes. Sicasí, ella sabía va tiempu que lu tenía de facer si nun quería que la so ma morriere. Diba concentrada. Dando saltiquinos una vuelta y otra. Nuna d’eses, vio qu’otra neña facía lo mesmo qu’ella. Dambes corrieron pa la tapa siguiente. Chocaron y cayeron al suelu. Les dos lloraron ensin xacíu. Una paisanina que diba pellí diz-yos:

-Nun ye nada, fíes. Nun vos ficisteis dañu nenguna de les dos.

Lo que nun pescanció la vieya yera que les dos taben de llutu.

No hay comentarios: