15 abr. 2013

TIEMPOS CAMBIANTES

 



Munches yeren les coses de Cordobello que na Tierra nin se nos pasaría pel maxín. Una d’elles yera la familia qu’arrespondía’l nomatu de los Llogradores. Xuana Llogradora y Pin Llogrador yeren los primeros vieyos de la familia que l’entamu la memoria yera a alcordase. Daquella dómina venía’l so vezu de tar cuasi siempre durmiendo: si quitamos el tiempu de comer y reproducise. Peles sos cabeces pasaben los suaños que facíen realidá los deseos de los otros llariegos. Nun facía falta pidilos per catálogu, nin pidilos a dalgún ser máxicu,…, nin siquiera dir rezar a una ilesia, con que pasaren pel maxín de la persona yera a esgaya pa que se tresmitiere a los sos suaños de la familia.
La xente nun pagaba polos sos grandes servicios, nin regalaben abondes ayalgues, nin pensaben nuna deuda de por vida. Namái-yos llevaben comida pa ser a vivir y facíenlo d’una mena voluntario.

Cuando aportaron los foriatos a la isllalla, alcontráronse de sopetón cola familia Llogradora y nun fueron almitir que dalgún llariegu viviere en Cordobello ensin trabayar. Espertaron a los sos miembros y unviáronlos a la fábrica más cercana pa que fueren xente de provecho. La tristura espeyábase nes cares de los Llogradores pero los foriatos pensaben que yera pola so vagancia.
Al chucase los primeros díes, nun yeren nin a dormir. Los deseos de los llariegos entamaron a non cumplise y el so trabayu resintióse. Los foriatos nun yeren a entendelo, baxare’l rendimientu de tolos llariegos ensin desplicación dala.

En pasando un mes, los Llogradores consiguieron dormir unes poques hores pero yá nun teníen los sos suaños felices. Entamaben a movese na cama, a nun parar quietos, a falar n’alto de la que pigaciaben… Yeren auténtiques velees que tresmitíen desasosiegu a los protagonistes de les sos pesadilles.

Los foriatos, pocoñín a pocu, notaron como les sos vides se tornaben más aforgugantes.



Hola de nueves. Nesta vez va asoleyase namái que los llunes y cenciellamente temes de ficción. Nos dos meses de descansu diome tiempu a pensar y planificar, tando dientro d'esi trabayu el siguir col estudiu de personaxes y afondamientu na aición ya intriga d'esa novela p'adultos que quiero escribir. Poro, el blog tien de dexar más tiempu pa que la novela salga. Los cuentos, microrrellatos y sensaciones tienen dexar esporpollar el proyeutu. Gracies por tar ehí y siguimos en contautu.


 

No hay comentarios: