6 ago. 2010

ASESINATU N'ALMACENES STREET (3)


-Nun me digas que nun mos cayó del cielu. De mano nun camenté en tolo que mos vieno enriba. Xuncia y yo, en cuantes oyímos antroxar pela zona, xuntámonos a ellos. Enfilábemonos a cacharros. Díbemos cenar día tres día na Selmana Negra, en El Fifi, un mesón que por casualidá s’asitiaba al par de los chiringuitos que más nos prestaben, como tu bien sabes. Al tercer día, decatámonos que la so comida dexaba muncho que deseyar. ¡Qué raro! ¿eh?. El llunes llevantámonos, como dixeres, con una esforia que nun l’aparábemos nin con llavatives. Pela nueche anduvimos mansulinos a ferviatos y la mio muyer foi cocinar dalgo seliquino que mos tranquilizare, too diba bien. Díxe-y que yo xubía darréu y quedéme a beber dos cacharros nel Chafariz. L’agua santo nun ha de falta-y al católicu, sinón muerre. Ellí m’axunté a ti.

- Aquel día atopélos entrando pela puerta, yeren dos homes un migayín raros, y al día siguiente tol mundiu falaba del robu del quinto. Entós alcontrélos na sidrería les otres tardes, talamente paecía que taben faciendo tiempu hasta’l golpe que diben dar na nueche La idea aportó darréu a la mio tiesta. Desiguida cuntétela a ti. Como quien nun quier la cosa, fale col chigreru de la folixa que llevabeis cada nueche. Charramos que nun teníes mieu nengún a los lladruepos qu’andaben pela zona. Como quien nun quier la cosa, dixi les vueses señes.

-Fo l’acabóse. Tas en too. Los lladruepos nun dexaron d’ascuchate. Fueron robar na nuesa casa y la mio muyer atopólos. Amarráronla y dexáronla ellí. Yo dexéte nel Chafariz y fui pa escontra la mio casa. Tu veníes darréu tres de min. Entré, dexándote la puerta preparada pa que pasares. Dexé que fueres al nueso cuartu, punxeres los guantes y l’afogares. Tu coláste y yo asperé. Llamé a la policía depués d’un ratiquín. Avezaos a lo fácil, desiguida atoparon al par de lladruepos.

-¡Qué alcordances! Cuasi va más de venti años. Yá entós a naide nun-y estrañó que dos amigos se punxeren a vivir xuntos. Pero lo meyor ye que nun falemos más y vaigamos a la cama a facer lo que meyor mos sal.

No hay comentarios: