3 nov. 2009

UNA MAÑANA NA CAMA


El ruíu la cama nun dexa oyer el timbre la puerta que ruxe y ruxe una vuelta y otra de la que’l xefe de gabinete y la so secretaria nun paren de trebeyar. Cuando sal la chirlotada entama a sonar golpes na madera que faen blincar a la pareya hasta cayer en suelu. Él garra’l pantalón y xúbelo peles piernes de la que se decata qu’ella va pa la entrada esnuda.


-Pon polo menos la bata.

-Voi namás ver quien ye pela ventana.

Arremella los güeyos. Amira pal xefe de gabinete y diz-y:

-Ye’l blogpredicador.

El xardín ta llento pela xelada. Los sos pies nun se decaten d’ello. La so secretaria dexa sonar la so voz mentanto’l blogpredicador nun dexa de vocinglar y facer dalguna estiella. Arranca’l coche a mediu vistir. El blogpredicador cuerre pal soníu pero llega cuando namái queda’l fumu. La secretaria abre la puerta principal. El blogpredicador cuerre de nueves pa ella. La secretaria va pesllar. El blogpredicador llega pa pone-y el pie.

-Nin se-y ocurra. Nun pieslle o entamo a glayar en metanes de la cai pa s’entere tol vecindariu.

-Nun lu vi. Diba duchame.

-¿Quién taba con usté? El xefe de departamentu, ¿eh?

-Ta llocu. Taba sola.

-Venía a buscar al so xefe p’avisalu de dalgo importante.

-Que la xente la oposición nun diba trabayar nos praos. Yá lo sabíemos…sabía.

-¡Qué diz usté! ¡Ta lloca! Diba dici-yos qu'o daben más subvención a la ilesia o colábemos de Cordobello. Como lo oye. Picos p’arriba y a la tierra d’onde vinimos.

-Cuando vaiga trabayar yá-ylo cuntare. Usté perdone.

Diz de la que pieslla la puerta. El teléfonu entama sonar. La secretaria gárralu.

-Nun ta. Porque tola xente camienta que ta equí.

-Mira, guapa. Soi´l presidente y esto ye urxente.

-El señor xefe de gabinete nun ta equí. Namái duchame aspero falar con él.

-Díga-y que plan de la oposición salió bien. Demasiáu bien, diría yo.

-Asina-ylo diré.

Malpenes lo cuelga y entama sonar. El xestu ye’l de deseyar qu’esapaeciere, que nun volviere cafiala, que marchare de la casa pela ventana.

-¿Quién ye?

-Soi yo, cariñín. Vine pa la oficina.

-El meyor sitiu onde podíes tar. Namái que falten per mar pa facer un desembarco na mio casa preguntando por ti. Por mar y aire yá los ficieron.

-Probina ella. Eso vamos tener d’igualo.

-Sí, marchando unos díes de vacaciones cola to tarxeta Visa oru na que soi firma autorizada. Manguán. Cobarde….

-Nun me faigas eso, amor. ¿Vas obligame a cortate la Visa?

-Hai yá tiempu que cambié la to firma. Por seguridá, yá m’entiendes.

-Castrona…

7 comentarios:

Muyer del xefe gabinete dijo...

Ayeri viénome una amiga d'una amiga del amiga que-y dixere cierta amiga que va más de cinco años que me salieren unes prominencies na cabeza. A lo que se ve la secretaria del mio home hai tiempu que ta mui gayaspera con él. Como dicilo, o dexa de tar gayaspera o vamos vela nel monte poniéndo-y sellos a les cabres.

Secretaria'l xefe gabinete dijo...

Pa min que lo pues comer en pepitoria. Asina too, a ver si-y dediques dalgo del to tiempu pa que vaiga a casa y dexes de tar con tantu mozo y a vegaes moza.

Muyer del xefe gabinete dijo...

Voi con quien quiero. Polo menos eses persones nun m’engañen y sé que tán con más. El mio home tamién tien más muyeres y homes.

Secretaria'l xefe gabinete dijo...

Home, la fidelidá nun paez ser un ave qu’esnale muncho periquí. poles mosques, yo tenía dalgún cromu escondíu na brusa que pue esfarrapar tolos que tienen vustedes dos xuntos.

Condesa de Felguecuentu dijo...

Por favor, a ver si tenemos un migayín de dignidá. Los trapos sucios llávense en casa.

Muyer del xefe gabinete dijo...

Porque tengo de dir a la peluquería sinón diba llavate yo a ti otra cosa. Yá falaremos otru día.

Secretaria'l xefe gabinete dijo...

Van pesllame na axencia viaxes, sinón diba dicite dos pallabres. Voi dexalo pa depués.